29 abr. 2013

TESIS DE UN HOMICIDIO



La película centra su atención en la investigación, por parte de uno de los actores principales, de un crimen del cual cuenta con varias pruebas pero no puede resolver. Las pruebas que consigue y la resolución del caso, dada su experiencia e intuición personal, no parecen ser suficientes para la justicia.
Roberto Bermúdez (Ricardo Darín), es un abogado especialista en derecho penal que en la actualidad no está en ejercicio; pero se desempeña como docente en la facultad preparando a un grupo de jóvenes abogados para presentar su tesis. Es en ese ambiente que aparece el personaje de Gonzalo (Alberto Ammann), que viajó de España para Argentina con el fin de cursar con Bermúdez, a quien considera un referente y tal vez un desafío.
En el transcurso de una de las clases aparece asesinada, en el estacionamiento de la facultad, una chica, empleada de un bar de la zona, a la cual Bermúdez podría o no conocer; comienza en ese momento a investigar el caso.
Roberto lleva consigo y se deja ver en el transcurso de su investigación, el peso que arrastra por un error cometido en una investigación que realizó en su pasado.
En el proceso de elaboración de su tesis Gonzalo deja claro a su profesor que él es su referente y su teoría de que no todos los crímenes pueden ser comprobados ante la justicia, por más que un individuo tenga la certeza sobre su resolución. Comienza a entretejerse la idea de un crimen perfecto.
Bermúdez está seguro de que su alumno es el autor del crimen e incluso a lo largo de toda la historia parece que este último deja pistas o pruebas que solo su profesor puede entender y atribuir a su persona; pero estas no son suficientes para que la justicia pueda actuar por más que Roberto esté seguro de su resultado.
Suspenso, sospechas, detalles, intriga y obsesión son características constantes en la película.
Tesis de un homicidio fue estrenada el 17 de enero de 2013.
Dirigida por Hernán Goldfrid.
Guión de Patricio Vega.

Escribe: Graciela Muniz

Anuncios

Anuncios