14 jun. 2013

NO SON SOLO MEMORIA



El Partido Nacionaldemócrata de Alemania “NPD” (Nationaldemokratische Partei Deutschland), se viene salvando este año de ser ilegalizado. Al igual que en el 2003, el intento de ilegalizar a este partido de ultraderecha, puede sacar a la luz irregularidades por parte del Estado alemán.

Vos no jugas

A través de una iniciativa de los Länder (Estados federados) se reabrió la discusión sobre la posibilidad de ilegalizar al NPD. Esto ya había sucedido en el 2003 bajo el gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder. En esa ocasión el Tribunal Constitucional archivó el caso al observar que en realidad un alto porcentaje de la dirigencia del partido neonazi  eran infiltrados por los servicios de inteligencia, filtrando así mucha información para limitar el accionar de los militantes ultranacionalistas.

En esta ocasión el Bunderstag (Cámara Alta) votó, el 30 de abril, en contra de que la Cámara de Representantes promoviera la ilegalización. Para esto, habría que demostrar que la NPD comete acciones directas que afectan la vida democrática del país. De todas formas hay que esperar a ver qué deciden los promotores de la ilegalización. Por su parte, la canciller Angela Merkel, cálculos electorales de por medio, pide moverse con cautela y no emprender iniciativas sin grandes perspectivas de éxito. Sobre todo en año de elecciones nacionales, y con un tema que una vez abierto, no se sabe que puede salir.
                           
Soy quien soy

El discurso del NPD es pangermánico y anti europeo. Tienen la impresión que son los que mantienen a los pobres de Europa a costa de su trabajo y eficiencia. Además adhieren a los postulados clásicos antiinmigración, antisionista y antiturco, nacionalidad que luego de la alemana, es la más presente en el país.

De todas formas nunca llegaron al parlamento alemán, para que un partido lo haga debe alcanzar el 5%. Sí lo han hecho en algunos estados, sobre todo los que pertenecieron a la República Democrática Alemana, región más deprimida económicamente y con otra historia democrática menos participativa y más autoritaria.

En los estados de la antigua República Democrática votan mejor los partidos más definidos ideológicamente y menos los de centro. Por más que han votado mejor incluso que la CDU, el partido de Merkel, en algunos de estos estados, ningún otro partido está dispuesto a aliarse con ellos para gobernar en coalición.

A pesar de estar presente en la agenda nacional y mundial, Alemania tiene muchos países europeos que la superan en el triste récord de partidos filo-nazis que participan en la vida electoral. “Amanecer Dorado” es el nombre que lleva Grecia, entró en el parlamento, y tuvo una votación espectacular en las críticas elecciones del 2012. En los países escandinavos superan el 10% a excepción de Suecia, que se ubican en el 7%, pero en Noruega supera el 20%. Los Países Bajos también tienen partidos de ultraderecha con altos niveles de votación al igual que en Italia, que lleva el nombre de Liga Norte y fueron gobierno con Berlusconi. En Suiza y Austria los gobiernos comulgan con varios de los postulados de las derechas más duras del continente. 

Algo de acción directa

Los neonazis están siendo noticia a causa del comienzo del juicio de Beate Zschäpe (38 años), quién se entregó el 8 de noviembre del 2011 quedando en detención preventiva.  Zschäpe era miembro de la célula neonazi llamada Clandestinidad nacionalsocialista conformada por una mujer y dos hombre, que se suicidaron. Esta célula se financió con robo de bancos, y luego asesinó a diez personas de origen inmigrante.

Los 10 años que lograron permanecer sin ser atrapados y con todos estos delitos pone en duda la sospechosa ineficacia de la policía y los servicios de inteligencia alemanes. Muchos han sugerido que esta célula debió tener aliados policiales para sobrevivir tanto en la clandestinidad dentro de Alemania. Los pliegos de las acusaciones cuentan con 488 hojas, son 80 los denunciantes, la mayoría familiares de los asesinados, y se contará con 606 testigos que deben declara.


Con motivo de celebrar esta, la nota 20 de internacionales en Nota al pie, obsequiamos a los lectores esta caricatura pertinente al tema de la nota. Se encuentra en el Museo del SXX de Bonn, en Alemania.






Escribe: Daniel Gerhard

Anuncios

Anuncios