26 nov. 2013

A IGUALAR



Ayer entró en vigencia en nuestro país el nuevo régimen sobre subsidios por maternidad y paternidad para trabajadores de la actividad privada. La normativa incluye además a los trabajadores por cuenta propia, monotributistas y trabajadoras despedidas que quedaron embarazadas dentro del período de amparo al subsidio por desempleo.

Hasta ahora los trabajadores dependientes contaban con 12 semanas de licencia para las madres y 3 días para los padres, con esta nueva ley las madres pasarán a contar con 14 semanas, debiendo cesar su trabajo 6 semanas antes de la presunta fecha del parto y no podrán reintegrarse hasta 8 semanas después, teniendo en cuenta el parto prematuro y el posterior a la fecha presunta de parto. En lo que refiere a los padres, pasarán a contar con un máximo de 7 días continuos a partir del 1º de enero del 2015, y con un máximo de 10 días continuos a partir del 1º de enero de 2016; la licencia la podrá iniciar el día del parto, debiendo informar en sus trabajos dos semanas antes de la fecha probable del nacimiento.

La nueva normativa cuanta también con subsidios para cuidados del recién nacido que podrán utilizar indistintamente, padre o madre, una vez finalizado el período de subsidio por maternidad y hasta que el hijo cumpla, en una primera instancia, 4 meses. Para el 1º de enero de 2015 se extenderá a los 5 meses del hijo y para el 1º de enero de 2016, hasta los 6. El horario de trabajo durante este período no podrá exceder la mitad del horario habitual y no podrá superar las 4 horas diarias.

Según indicó el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Eduardo Brenta, estos subsidios implicarán un costo de 25 millones de dólares que serán subvencionados por Rentas Generales.

Escribe: Graciela Muniz

Anuncios

Anuncios