5 ene. 2014

LA VIOLENCIA EN LOS VIDEOJUEGOS


Porque tu hijo/a juega a ese videojuego, es un potencial asesino, esos juegos son creados para corromper mentes y que las compañías ganen dinero sin importarles la salud metal de los jugadores. Esto lo he escuchado varias veces, pero ¿será cierto?

Empecemos por lo básico, un videojuego está creado con el fin de divertir al jugador. Cada juego tiene su propio género, entre ellosestrategia (ajedrez), aventura (Mario, The Legend of Zelda), carreras (Need for Speed), juegos en nea (World of Warcraft), Beat them up/Vencelos a todos (Doble dragon), laberintos (Pac-man), simulacion (Sims, FarmVille), deportes (Tennis, Fifa 2014), peleas (Mortal Kombat), supervivencia/horror (Resident Evil), y de disparos/shooter (Counter-Strike).

Sabiendo los géneros, iremos con los que la mayoría considera violentos: supervivencia y shooter. En estos juegos por lo general el protagonista tiene armas de fuego y el juego se ve en primera persona (es decir que el jugador ve en la pantalla lo que vería si en realidad estuviera allí).

Aunque los  de peleas también son violentos son menos observados por el hecho de que normalmente no existen armas de fuego, pero si poderes sobrenaturales. Obviamente para muchas personas que están en contra de los juegos que algo tenga armas de fuego es suficiente, pero no termina allí, por que generalmente cuando se usan esas armas para lastimar a alguien dentro de esa realidad virtual en la que ves lo que ve tu personaje,  normalmente aparece la sangre de la víctima, los ruidos de las armas y en algunos casos, hasta algunos gritos de dolor.

Las dos preguntas que seguirian a esto serían: 1) ¿Quién en su sano juicio dejaría a un menor de edad jugar estos videojuegos?,  2) ¿por qué estos juegos llegan a las manos de ellos?
Respondiendo a estas interrogantes diremos que:
1) en la actualidad  varios padres ni se enteran qué hacen sus hijos, ni como están de salud o ánimo (por estar ocupados o por despreocuparse), simplemente si hacen algo malo o para que no los molesten mandan a sus hijos a sus habitaciones o los niños mismos se aislan de la realidad y allí están horas enfrente a una pc quién sabe haciendo qué cosas, cuando deberían ser debidamente controlados, pero esto ya es problema de la paternidad y no desarrollaré este tema; 2) todos los juegos que se venden tienen al igual que las películas un calificación como pueden ser E (everyone/para todo público), T/+13 (teen/para adolecentes),  M/+17 (mature/maduros) y  A/+18 (adults/adultos) que están controlados por la ESRB (Entertainment software rating board/ Tabla de Calificaciones de software de entretenimiento, esta organizacion asegura que cada juego que sea vendido tenga su exacta calificación y ponen un sello en blanco y negro en la caja). Para más información en inglés: http://www.esrb.org/index-js.jsp.

Pero algunas veces los padres le compran a sus hijos por ejemplo el GTA 5, porque estos se los piden; si entramos a la página web mencionada veremos que este juego está calificado para maduros, lo que significa para personas mayores de 17 años. Sin embargo, es conocido que niños de todas las edades lo juegan. Algunas veces descargándolo ellos mismos de internet y sin necesidad de que se lo compren.
Los juegos tienen su sistema de calificaciones para público para que la gente sepa qué está comprando, no es lo mismo darle un videojuego de aventuras de personajes de lego a un niño de 6 años, que darle uno de zombis que buscan matar al jugador todo el tiempo y gracias a este tener pesadillas y hasta traumas. Pero esos juegos de zombis están bien vistos en gente con una mente más desarrollada, por eso se clasifican normalemente para adolescentes de 17 años en adelante.

Les contaré algo. A los 14 años yo jugaba un juego llamado Counter-Strike, dicho juego está pensado para personas de 17 años, pero lo jugué durante un buen rato. Es un videojuego de armas en el cual haces de policía o terrorista, en el cual debes matar al otro y jugás contra otro jugador o bots (personajes controlados por la pc); jugaba normalemente una hora por día, no jugaba si me portaba mal y dos horas si me portaba demasiado bien. No por jugarlo me volví un francotirador, un asesino serial, no salgo con un arma de mi casa a disparale a la gente, ni conseguí traumas por matar o morir en el juego, porque yo sabía que era un videojuego y que nada era real aunque mi familia me dejaba jugar un videojuego que superaba mi edad en tres años, me controlaban.

También a esta edad jugaba otro juego, una de aventuras en inglés de Nintendo que aunque no entendí ni dos palabras probando y errando lo terminé; y gracias a ese juego yo quise aprender inglés (con el cual puedo leer novelas, ver películas).

En resumen, la violencia está en todos lados lo quieramos o no: en las noticias, en las pinturas, en los dibujos animados, en las peliculas, en la biblia y hasta en la vida real. Pero también existen los que educan y divierten, así que no todo es malo, solo hay que supervisar y ayudar a cultivar las mentes de quienes nos rodean para que entiendan lo que solos no pueden.

Escribe: Luis Pellejero

Espacio Más Cultura



Anuncios

Anuncios