20 dic. 2014

Cincuenta y tres años después




Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, en simultáneo, el pasado miércoles pronunciaron un hecho histórico: el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.


Por su parte, Obama manifestó que: “todos somos americano” y que “el aislamiento de Cuba no ha funcionado”; así como dejó en claro que su gobierno no tiene condiciones de levantar unilaterlamente el embargo a la isla, por lo cual será necesario un debate en el Congreso.


Raúl Castro insistió en que la normalización solo será plena cuando el bloqueo sea levantado.


Por el momento el acuerdo contempla la apertura de embajadas en Washington y en La Habana en los próximos meses, así como la flexibilización de las restricciones a los viajes y el comercio entre ambos países


Unas horas antes de dada a conocer la reconciliación, Estados Unidos liberó a tres agentes cubanos presos en Florida, y Cuba liberó a Alan Gross, detenido hacía cinco años en Cuba luego de ser acusado de espionaje, además de a otro agente de inteligencia que llevaba más de veinte años preso en la isla.


También se hicieron agradecimientos, por una parte al Papa Francisco, considerado como intermediario en el acercamiento, ya que el verano pasado envió una carta personal al presidente estadounidense y otra al cubano, llamándolos al diálogo, además de que luego recibió a las delegaciones de ambos países en el vaticano.


Por otra parte, el presidente Mujica  también aportó su cuota de arena, debido a los diálogos mantenidos con ambos mandatarios.

Sin dudas, esta es la noticia menos esperada de los últimos tiempos.



 Escribe: Graciela Muniz






Anuncios

Anuncios