5 nov. 2015

Improvisar




Entrevistamos a Federico Moreira integrante de Impro Beat.

—¿Qué es Impro cháaaran?

—Impro Cháaaran es un espectáculo de improvisación que nació en agosto del año pasado, cuando el boliche Avant nos abrió la puerta para realizar algo divertido para sus parroquianos.
Se contactaron  con Nico (Nicolás lechuga Morales), que enseguida habló conmigo y ambos coincidimos en sumar también a Maxi (Friss). Por último, le pedimos a un payaso amigo (Motoneta) que nos oficiara de moderador por esa vez.
La idea era hacer algo medio simple pero efectivo. Un espectáculo que durara alrededor de cuarenta minutos con diferentes juegos de improvisación.
Desde esa noche fuimos creciendo, incorporando a Hernán (Prieto) y a Javier (Fernández), y presentándonos en otros lugares y para diferentes públicos.

—¿Qué puede esperar el público que asiste a un show de improvisación?

Sorprenderse. Creo que en primer lugar eso es lo que sucede ya que más allá de que el espectáculo pueda tener cierta estructura, cierto formato, lo que sucede dentro de él, sus escenas, sus situaciones, los personajes, no están guionados. Como siempre decimos, lo que pasa en un show de improvisación es algo único e irrepetible.

—¿Cómo es la interacción con el público?

—En nuestro caso al entrar el público en la sala tiene una lapicera y un papelito para escribir un título. El que quiera, el que se le ocurra.
Al inicio del espectáculo, el moderador (Hernán) los va poniendo en ambiente con un poco de humor y, eventualmente, algún jueguito interactivo.
Por último, hay algunas escenas que requieren más que uno de los títulos que los espectadores ya completaron, como por ejemplo un lugar, un personaje, etcétera. Eso se pide en el momento posterior a la explicación del juego pero justo antes de que este comience.

—¿Qué tipo de público asiste?

—Es variado. Cuando la convocatoria la hacemos nosotros, en general son conocidos de cada uno los que van; amigos, familia, compañeros de trabajo. Gente que está en el entorno de los veinte y cincuenta años.
Pero también nos ha tocado participar de algunos eventos con otro tipo de público, como por ejemplo una fiesta de despedida de primer año y bienvenida de nuevos alumnos de la Universidad de Montevideo (UM), una cena despedida de una directora de escuela, una cena show a beneficio de una parroquia en San Ramón. En fin, el público al que se apunta es toda aquella persona que tenga ganas de divertirse un rato.

—¿Cuál es la devolución de los espectadores hacia ustedes?

—Por suerte podemos decir que en todos estos lados funcionó el espectáculo. Más allá de los diferentes públicos, los diferentes lugares y comodidades que tuvimos (o no tuvimos), el espectáculo siempre rindió bien.
Nosotros luego hacemos un análisis de las cosas que podemos mejorar luego de cada show, y también tratamos de interactuar con algún conocido que nos fue a ver para preguntarle qué cosas les gustaron más o menos. Tratamos en definitiva de enriquecernos y mejorar el producto, por así decirlo.
Pero como te decía, la devolución siempre fue muy buena por parte de los espectadores.
De hecho, y como anécdota, la persona con la que aprendimos a improvisar la mayoría de nosotros, nos fue a ver un día y lo primero que nos dijo una vez finalizado el espectáculo fue: “¡Son los Beatles de la improvisación!”.
Si bien pudo haber sido un poco exagerada [je], eso nos sirvió de puntapié para ponerle un nombre al grupo, como imaginarás.

—¿Cómo definen la experiencia de improvisar?
 
—Parafraseando a algo que leí el primer día que hice improvisación, podría decirte que improvisar es como saltar al vacío sin que te hayan confirmado que el paracaídas funciona.

—¿Próxima función? ¿Costo de entradas?

—La próxima función será el viernes 6 de noviembre, a las 21 horas, en Arteatro (Canelones 1136). El costo de las entradas es de $ 150. En diciembre tenemos otra presentación con fecha a confirmar.
Igualmente, todas las presentaciones que nos surjan y la información relacionada las vamos a ir posteando en nuestra página de Facebook: www.facebook.com/ImproBeat.


4 nov. 2015

Aporte patronal


Los diputados Luis Puig y Carlos Reutor del Frente Amplio (FA) presentaron un proyecto de ley que propone crear un fondo de garantía de los créditos laborales en caso de insolvencia por parte del empleador, este fondo será administrado por el Banco de Previsión Social (BPS).

El proyecto estipula que se considera insolvencia cuando el empleador no puede cumplir con sus obligaciones y define como beneficiarios del fondo a todos los trabajadores en una relación de dependencia tanto con empleadores de la actividad privada como de personas públicas no estatales.

En caso de fallecimiento del trabajador los beneficiarios serán los causahabitantes conocidos, el cónyuge o concubino; previendo que en los casos de la concurrencia de varios beneficiarios le corresponderá un 50 % al cónyuge o concubino y el otro 50 % restante se dividirá en partes igual con el resto.

El monto máximo del fondo será de 105.000 unidades indexadas (UI).

El fondo será financiado con una contribución especial por parte del empleador de hasta un 0.5 % del salario nominal del trabajador que deberá ser abonado con los aportes restantes.


El proyecto también prevé la creación de una comisión tripartita en el ámbito del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), conformada por dos delegados del sector empleador, dos del sector trabajador y dos del Poder Ejecutivo. Esta comisión será la encargada de controlar la existencia de una insolvencia empresarial así como de dar la orden de pago al BPS.

Un polémico clic



La posible instalación de la firma Uber en nuestro país ha sido generador de polémica e incertidumbre tanto para los trabajadores de taxis, como para las autoridades de nuestro país.

El jueves de la semana pasada esta firma convocó a conductores uruguayos interesados en formar parte de la plataforma y según informó la gerenta de comunicación de la compañía, en tres días habrían recibido 2500 solicitudes, lo que probaría, según manifiestan, el interés por parte de los montevideanos hacia el servicio; incluso se llegó hablar de un comienzo del servicio para las próximas semanas.

Uber es un servicio de transporte a través de un software de aplicación en diferentes soportes digitales, principalmente móvil (app), esta conecta a los pasajeros con los conductores de vehículos que tienen registrados. El usuario debe descargar la aplicación, introducir sus datos personales y elegir un vehículo (puede elegir entre diferentes modelos de auto), el chofer que esté más próximo a su localización lo pasará a buscar.

El pago se realiza a través de tarjeta de crédito que debe ser ingresada por el cliente al ingresar sus datos. La empresa Uber obtiene una comisión del pago, incluso la propina viene incluida con el precio del viaje, el cliente decide qué porcentaje será, todo desde la aplicación.

Ante esta situación el presidente de la Gremial Única del Taxi, Oscar Dourado, manifestó que los propietarios de taxis se sienten agredidos por la presencia de este nuevo servicio, así como su preocupación.

Por su parte, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, afirmó que “no puede haber un sistema de transporte que esté por fuera de la regulación y el control de la Intendencia de Montevideo”, manifestando que los abogados del ente se reunirán para analizar la situación.

En lo que respecta a la Intendencia Municipal de Canelones a través de la Dirección General de Tránsito y Transporte, comunicó su preocupación por el cuidado de los servicios públicos de transporte y el mantenimiento de las fuentes de trabajo de los involucrados en esa labor. Incluso advirtió a los aspirantes a choferes de Uber se verán expuestos a las fiscalizaciones correspondientes y se aplicarán multas y retiro de chapas de los vehículos.

Uber funciona en 346 ciudades de 64 países.



Anuncios

Anuncios