21 nov. 2016

Desde la escritura

Ana Amorós publicará su nuevo libro La Luna en el espejo, charlamos con ella sobre este nuevo trabajo.


—¿Cuál es el tema o los temas centrales de su nuevo libro La Luna en el espejo?

Como lo dice muy bien el poeta y escritor Esmoris en el prólogo, mis textos no encajan en ningún rótulo cerrado y deciden ir y venir a bordo de una búsqueda constante, que se alimenta en mi  necesidad de escribir, otra forma –una más– de transitar hacia la libertad total.

Además de escritora, soy militante política y no puedo escapar a esa realidad.
El hambre, la miseria, la injusticia social, los sueños castrados y la búsqueda incesante de buscar las herramientas necesarias para la construcción de un mundo mejor, donde la voluntad política de los gobernantes esté al servicio del pueblo que los puso en ese lugar.



—Este libro tiene una presentación diferente a los anteriores ¿Cómo surgió la idea de un libro en espejo?
—Hace ya unos años editamos en el Taller “El Rincón” un libro colectivo en espejo, dado que muchos habían escrito poemas y otros tantos cuentos cortos. Esa experiencia realmente nos resultó muy práctica y novedosa. De ahí, que este año quise presentarles algo diferente, que espero les guste.

—¿Qué puede esperar el lector de La Luna en el espejo?
—Creo que puede buscarse a sí mismo en muchas de las prosas y también en algunos poemas. Todo ser humano necesita encontrarse, conocerse y aceptarse. Esperemos que esta luna que se mira en el espejo pueda permitir que cada uno se refleje a sí mismo.
—¿Qué elementos hacen diferente esta publicación a las anteriores?
—De pronto el haber sacado del baúl textos muy antiguos y queridos por mí y que de alguna forma quería darlos a conocer, por ejemplo, como un homenaje a una amiga muy pero muy querida. 
Todo lo que el exilio impidió que pudiese vivir con mi único hermano, al cual entiendo que dicha situación lo atrapó, no pudiendo volver al paisito y muriendo en el país que lo acogió con su familia: México.
Mis sentimientos volcados en una carta a mi padre enfermo...
El reencuentro con alguien que fue uno de los pilares de mi existencia luego de treinta y pico de años.
Y luego prosas muy reflexivas que fueron escritas en el taller, basándonos en un texto como disparador.
—Muchos de sus textos son autobiográficos, ¿qué otras temáticas le motivan a escribir?

Sin lugar a dudas, La Luna en el espejo es el más autobiográfico de todos mis libros, en el que más fácilmente se me  puede reconocer.

En estos nuevos textos, existe una forma de riesgo que entendí necesaria, la que se nutre del impulso contra todo lo establecido, contra todo lo indigno. Prestándole mi rebeldía a mis personajes o asumiéndola de una forma más directa en los textos de ficción biográfica, constituye un salto al vacío, otro ángulo de esa militancia, que como aclaré al principio no puedo ni deseo negar.

—¿Le gustaría explorar la escritura de otros géneros literarios?
—Sí, de hecho ya lo estoy intentando, me encantaría conseguir escribir una novela corta.
Me parece que me sentiría realizada, si logro hacerlo.
Se que no es una tarea fácil, que lleva mucho trabajo, mucha concentración para poder dejar que tus personajes cobre vida sin perder el hilo.
Es un nuevo desafío que necesito llevar a cabo.
No quiero terminar antes de agradecer una vez más a Nota al pie por el espacio generoso y cálido que siempre me brinda.
Esperando que esta Luna los alumbre a todos sus lectores.



Anuncios

Anuncios